off

Devocionales para septiembre 2017

  • martes, 5 de septiembre de 2017

    “Hay que Orar”

    Lee Mateo 26:36-46

    Jesús estaba en agonía ya que se acercaba su crucifixión, y se llevó a tres de los discípulos con él a Getsemaní para orar. Se fue tres veces a orar asolas, y cada vez regresaba a encontrar a los discípulos dormidos. Él les dijo en el verso 41, “Estén alerta y oren para que no caigan en tentación. El espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil”.

    ¿Nunca se te ha hecho difícil orar? Sabes que necesitas estar en la presencia del Señor, pero vienen miles de cosas a la mente: cosas que tienes que hacer, decisiones que tienes que tomar, cosas que pasaron ayer, etc. Como dice el verso, “El espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil”. ¿Pero qué más podemos aprender de ese mismo verso? Si no estamos alerta, y si no oramos, vamos a caer en tentación.

    Juan 15:5 dice, “…separados de mí, no pueden hacer nada.” El enemigo sabe que el Señor nos ha dado el poder para hacer cualquier cosa en el Nombre de Jesús, pero también sabe que no podemos hacer nada si estamos lejos de Él. Su meta es alejarnos del Señor, de ocupar nuestra  mente tanto que ni podamos pensar en Dios. Y si no estamos cerca del Señor, caeremos en cada trampa que nos pone el enemigo.

    Por eso mismo Jesús le dijo a sus discípulos, y nos dice a nosotros también, que tenemos que mantenernos alerta y orar para no caer. Nuestro cuerpo es débil, pero el espíritu está dispuesto. Así que con la ayuda del Espíritu Santo, “llevemos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo” (2 Cor. 10:5).

    Oración: Padre Amado, perdóname por los momentos que no he estado alerta y cuando no he orado como debería. Ayúdame a someter cada pensamiento a Cristo y enfocarme en Ti para no caer en tentación. Quiero serte fiel, mi Dios. Gracias. En el Nombre de Jesús, AMEN.

  • martes, 12 de septiembre de 2017

    “La Duda y el Desespero”
    Leer Génesis 3:1-6, 19:17 y 19:26.

    Nosotros somos tentados de muchas maneras, a diario. Muchas veces caemos sin tan siquiera darnos cuenta. Somos tentados a juzgar a la hermana por su ropa o a enojarnos con alguien y no perdonarlos. Somos tentados a decir cosas que puedan lastimar a alguien solo porque “estamos molestos”, y entre tantas otras cosas, día tras día, nos encontramos con situaciones que nos pueden ocasionar reaccionar o actuar de una manera opuesta a la que debemos actuar.

    Quiero hablarles de dos acontecimientos en Génesis que nos muestran cómo nuestra forma de actuar ante una situación influye en nuestras vidas. En Génesis 3 vemos la desobediencia del hombre, pero noten como en ese primer versículo la serpiente le hace una pregunta, creando duda en la mujer hasta que en el versículo 6 muestra como desobedeció. La segunda es sobre la destrucción de Sodoma y Gomorra. En Génesis 19:17 vemos una instrucción muy simple: “no mires tras de ti”. Al seguir leyendo podemos ver que en el versículo 26, la esposa de Lot miró hacia atrás y en ese instante se convirtió en una estatua de sal. La duda en la primera historia y el desespero en la segunda las llevó a tomar decisiones que acabaron con sus vidas, y estos son solo dos ejemplos entre tantos.

    No importa la circunstancia que estés pasando ahora. La decisión que va en contra de la instrucción de Dios va a acabar con tu vida. Quizás no al instante pero va a terminar hiriéndote más de lo que piensas estar ahora. Busquen 1 Corintios 10:13. Léanlo y recuérdenlo cada vez que se encuentren tentados. Dios está y estará con nosotros, y siempre nos permitirá la salida de esa situación desesperante.

    No dudes. Confía.

  • UNIDOS: martes, 19 de septiembre de 2017

    “Usa la Palabra”

    Leer Lucas 4:1-13.

    Vamos a sacar varios puntos muy importantes de esta historia que podemos aplicar a nuestra vida para no caer en tentación.

    Primero que nada, ¿qué nos dice en el primer verso? Jesús volvió del Jordán…y estaba lleno de ¿qué? ¡El Espíritu Santo! Tenemos que seguir fielmente al Espíritu Santo para no caer. Si el enemigo nos coge en un momento vulnerable, cuando no estamos llenos del Espíritu, vamos a caer. ¿Y cómo lo haces? La BOA: Biblia, Oración, Ayuno.

    Segundo, cada vez que el diablo tentó a Jesús en el desierto, Jesús le contestó usando la Escritura. Primero el diablo lo tentó con comida porque Jesús tenía hambre (había ayunado 40 días), pero Jesús citó Deuteronomio 8:3 que dice, “No solo de pan vive el hombre”. Segundo, el diablo lo tentó con los reinos del mundo si solo lo adorara, pero Jesús citó uno de los 10 mandamientos en Deut. 6:13 que dice “Adora al Señor tu Dios y sírvele solamente a él”. Finalmente el diablo tentó a Jesús a probar que era el Hijo de Dios, usando la Escritura él mismo (¡Alerta! Satanás también sabe Palabra.), pero Jesús citó Deut. 6:16 diciendo, “No pongas a prueba al Señor tu Dios”. ¿Y qué pasó? El enemigo se fue. Tercer punto importante: “Resistan al diablo, y él huirá de ustedes” (Santiago 4:7).

    Dinámica:
    El enemigo siempre nos tienta a dudar de las promesas de Dios para con nuestra vida. Quiero que busquen 5 versos Bíblicos, que no estén en este devocional, que nos dan una promesa que puede contrarrestar una mentira del enemigo. Apúntalos. Memorízalos. Así verás el poder de la Palabra de Dios. Y cuando viene el diablo con sus mentiras, repite el verso en voz alta, y él tendrá que huir.

    Por ejemplo:
    Mentira – Estás solo. Nadie te va a ayudar.
    Promesa – “Porque yo soy el Señor, tu Dios, que sostiene tu mano derecha; yo soy quien te dice: No temas, yo te ayudaré.” (Isaías 41:13)

     

     

  • martes, 26 de septiembre de 2017

    “Simplemente con Dios”

    Lee 1 Corintios 10:23, 31.

    Vivimos en un mundo corrompido donde las tentaciones son aceptadas y apoyadas. Existen anuncios de televisión, como son los de comida, que nos dicen que nos dejemos llevar por la tentación. Vemos la moda y nuestro alrededor y creamos una perspectiva donde todo eso es “bueno”.

    Quiero dejar algo claro: NO existe una manera de resistir, “vivir bien” o alejarnos de alguna tentación sin Dios. No la busques, que no se puede. Ya te mencioné 1 Corintios 10:13, donde nos dice que la salida nos la da Dios y siempre lo hará. Solo confía. Hoy te voy a hablar sobre esas ocasiones donde lo agradable y bonito muchas veces no lo es. Pablo nos dice en 1 Corintios 10:23, <<Todo me es lícito, pero no todo conviene, todo me es lícito, pero no todo edifica>>. Él reconocía que no todo lo agradable para nosotros realmente era bueno. No todo lo que esta sociedad nos permite, apoya o impulsa en nosotros, nos va a convenir. Al contrario, nos hará más daño. Más adelante, en el versículo 31 nos dice que todo lo que hagamos, lo hagamos como para el Señor.

    La única manera en que vamos a poder vivir en un mundo corrompido sin corrompernos, es con Dios, por Dios y para Dios. Vivir con Dios nos permitirá reconocer todo aquello que debemos alejar de nuestras vidas. Vivir por Dios nos permitirá obedecerlo y escucharlo a Él. No a todo lo que el mundo nos ofrece para destruirnos y vivir para Dios nos dará la motivación para mantener firmeza en nuestras decisiones. Finalmente, simplemente con Él en el centro de nuestras vidas será suficiente SIEMPRE y te aseguro que obtendremos la victoria. (Santiago 1:12).

About the Author