off

Devocionales para julio 2017


  • martes, 4 de julio de 2017

    “Límite de Peso”

    Lee Salmo 16:11, 23:1-6, Juan 10:10 y 14:6

    Viajes, casas de playa, piscina…es lo primero que nos viene a la mente al pensar en “vacaciones”. No sé cuantos han tenido la oportunidad de viajar fuera del país, pero la mayoría de las aerolíneas tienen un límite de peso por maleta. Así que debemos decidir bien qué vamos a llevar y obviamente, para no pasarnos del límite, no llevar tantas cosas.

    Un viaje no debe ser pesado, y no solo hablo de los que son fuera del país. Nuestra vida es un viaje constante, una aventura constante donde solo si estás pendiente, experimentas grandezas y maravillas, día tras día. Ahora, ¿Cómo vas a experimentar todo eso cuando llevas un equipaje demasiado pesado?  He escuchado tanto: “la vida es corta, hay que vivirla bien”, y “la vida se esfuma sin darnos cuenta”, y la realidad es que ¡los días pasan, los meses pasan y los años pasan volando! La vida es como un avión que no puede llevar demasiado equipaje pesado. Nuestra vida es un regalo, un soplo de aliento de Dios mismo, y sí debemos vivirla bien.

    Vamos a leer cada versículo…

    • Salmo 16:11 nos muestra que podemos disfrutar de gozo y de deleites, que muchas veces nos perdemos por andar tan cargados.
    • Salmo 23:1-6 vemos que en Él hay descanso y nos espera un viaje eterno morando en la casa de Jehová.
    • Juan 10:10 Jesús mismo expresa que solo en Él tendremos vida en abundancia.
    • Juan 14:6 al final de todo, solo Jesús es nuestra salida, nuestro camino y sin Él no podemos hacer nada.

    Recuerda cargar con lo necesario en tu viaje.

  • martes, 11 de julio de 2017

    “Un Viaje Difícil”
    Leer Génesis 22:1-2, Hechos 16: 25-26, Mateo 8:23-27, Salmo 121:1-8.

    Hoy te voy a hablar sobre unos viajes un poco distintos a los que estamos acostumbrados. Acompáñame a Génesis 22:1-2. Abraham emprendió un viaje de un lugar a otro pero con el propósito de matar a su hijo. Esta historia tan conocida muestra una de las mayores pruebas de fe y adoración.

    Según Hechos 16:25-26, como resumen, Pablo y Silas fueron encarcelados mientras viajaban por reprender un espíritu de adivinación de una muchacha. Fueron golpeados, azotados y tirados en el calabozo. Pero ellos oraron y cantaron, y por su adoración fueron liberados ellos y todos los que estaban a su alrededor.

    En Mateo 8:23-27, los discípulos iban junto a Jesús en una embarcación y al estar en el mar, una tormenta se levantó.

    ¿Qué tienen que ver estos tres pasajes bíblicos? Todos tienen un denominador común: confianza. Abraham confiaba en Dios y en Su voluntad, aunque le doliera lo que le había pedido. Pablo y Silas estaban confiados, pues Dios no les iba a fallar, aun estando en la cárcel. Y los discípulos supieron a quién pedir ayuda, aunque tuvieron miedo. Cada una de estas historias muestra como muchas veces las tormentas y dificultades nos alcanzan, pero Dios se encargó de cada uno y trajo paz.

    En este viaje ¿Quién te ha llamado? ¿Quién te ha de librar? ¿Quién ha de traer paz?

    Salmo 121:1-8, tu confianza en Él te dará lo mejor, no importa la situación que enfrentes.

  • UNIDOS: martes, 18 de julio de 2017

    “¿Qué Llevarás?”

    Dinámica: Pregúntale al que está a tu lado, ¿si estuvieras en un isla desierta, qué te gustaría tener?

    Leer Juan 15:5.

    Una vez escuché “un bote para poder salir de allí” y realmente fue la mejor respuesta que he escuchado. Fue la mejor porque esa persona pensó en una esperanza y oportunidad para salir de allí. No se conformó con el simple hecho de quedarse allí. Sin embargo, he escuchado otras respuestas como: un teléfono, agua, mucha ropa o una casa para acampar, pero la realidad es que ninguna de esas cosas lograrán sacarte de allí.

    El propósito de esta dinámica es que entiendas la importancia de saber elegir lo que deseas cargar o lo que piensas que es necesario porque ¡que mucho queremos cargar constantemente! Nuestro pasado, nuestro coraje, nuestra impaciencia, nuestra ansiedad, nuestro miedo, nuestro conformismo. Bueno, en fin, cada una de esas cosas nos cargan, tanto emocional como físicamente, resultando en un efecto espiritual. Me explico. Si estoy constantemente cargado, constantemente ansioso y lo quiero resolver todo a la vez, al final del día voy a estar tan cansado que ni orar voy a querer. Creamos un estado de estancamiento en nuestras vidas sin darnos cuenta. Ya no damos fruto, y muchas veces ni sabemos por qué.

    Juan 15:5 dice bien claro que separados de Él, nada podemos hacer. ¿Qué me dirías si te digo que ahora mismo estás en una isla desierta, que ahora mismo tu carga constante te está aguantando y alejándote más y más de un bote que te sacará de allí? ¿Qué te gustaría tener? ¿Tu respuesta será la misma de la dinámica?

    Permanece en Él, clama a Él, búscalo a Él, saldrás de allí y llevarás mucho fruto en Su nombre.

  • martes, 25 de julio de 2017

    “Toma un Tiempo y Limpia.”

    Lee Mateo 23:25-28 y Ezequiel 36:25-27.

    ¿Cuántos almacenan cosas en sus casas? ¿Gavetas llenas de baterías (agotadas), fósforos, velas y hasta cosas que no necesitamos para nada? Y nos da ganas de limpiar y sacar todo cuando ya no cabe nada más. ¿Te has puesto a pensar que esa gaveta te puede representar a ti? Nota que esas cosas ocupan el interior de una gaveta, así que por fuera la cocina o el cuarto se ven limpios y lindos.

    En Mateo 23:25-28, Jesús habló un poco fuerte y no quiero que te ofendas pero ¿cuánto revolú y sucio hay dentro de ti? ¿Cuánto egoísmo y distracciones mundanas están ocupando y ensuciando tu interior? Algo tan simple como la vagancia, el rencor, la ansiedad, la conformidad, son cosas que se siguen acumulando y ensuciando esas gavetas interiores.

    No te asustes. En Ezequiel, Dios nos deja saber que Él puede limpiarnos, darle un corazón nuevo a Su pueblo. Vamos a concentrarnos en el último versículo. Léelo otra vez: Según NVI, “haré que sigan mis preceptos y obedezcan mis leyes”, en RV1960 el final nos dice, “y los pongáis por obra”. Dios se encargará de limpiar y organizar tu interior, según se lo permitas, pero tienes la responsabilidad de seguirlo y obedecerlo y sobre todo que haya más de Él y menos desorden.

    Es de vital importancia que tomes un tiempo y limpies tú interior, que le permitas a Dios que te prepare para el resto de este viaje llamado vida.

About the Author