off

Devocionales para mayo 2017


  • martes, 2 de mayo de 2017

    “Compromiso”

    Lee Santiago 5:12

    La palabra compromiso deriva del término latino compromissum y se utiliza para describir a una obligación que se ha contraído o a una palabra ya dada. Por ejemplo: “Mañana a las cinco de la tarde paso por tu casa, es un compromiso”. En ocasiones, un compromiso es una promesa o una declaración de principios, como cuando un hombre con cargo político afirma: “Mi compromiso es con la gente”.

    ¿Con quiénes son tus compromisos? ¿Con tu esposo o esposa, tus hijos, tu trabajo, tu iglesia, Dios? Cuando dijiste “Sí, acepto” a todos esos compromisos, hiciste un pacto; prometiste cumplir; prometiste ser fiel a esa palabra. ¿Y cómo te ha ido? ¿Has cumplido con cada uno de ellos? ¿Has sido fiel?

    Durante todo el mes de mayo, estaremos hablando de los compromisos, pactos y promesas que tenemos en nuestra vida personal y espiritual. Prepara tu mente y corazón porque tal vez un devocional o una prédica te confrontará, pero si queremos seguir creciendo y mejorando, hay que estar abiertos a cambiar lo que está mal. Hay que auto-evaluarnos y pedirle al Señor que nos ayude en el proceso…para ser más como Él: FIEL.

    Toma un momento en oración ahí donde estás. Pídele a Él preparar tu corazón.

  • martes, 9 de mayo de 2017

    “La Promesa Sigue en Pie”
    Leer Salmo 89:34, 2 Cor. 1:20 y Josué 23:14.

    ¿Qué te ha prometido Dios? Si no sabes, permíteme darte unas promesas que nos ha dado en Su Palabra:

    Y hay muchas más promesas de parte de Dios para nuestra vida. Pero yo sé que hay algo en tu corazón que anhelas, y sabes que Dios te lo ha prometido, pero no lo acabas de ver cumplido en tu vida. La espera te ha hecho dudar, pero estoy aquí hoy para decirte que Su Promesa Sigue en Pie. Lo que Él prometió, Él cumplirá porque es fiel y justo. No dudes más. Dios no es hombre para mentirte. Él sabe lo que es mejor para ti y cuando es el mejor momento. Confía. Él hará.

    Hay una canción que me impactó, y quiero compartírtela. Es en inglés. Así que para todos los que no entienden el inglés, puse otra canción en español que te ayudará a reflejar en Su fidelidad.

  • martes, 16 de mayo de 2017

    “Lanzando Flechas”
    Leer Prov. 22:6, Efesios 6:4 y Deut. 6:7.

    ¿Has guiado en un lugar extranjero sin GPS ni mapa? Si tu respuesta es , ¿cómo te fue? ¿Se te hizo fácil? Si tu respuesta es no, ¿te gustaría? Estoy seguro que no. Puedes tener una idea tal vez de como llegar a tu destino, pero enfrentarías situaciones inesperadas y le puede dar hasta miedo por el sentido de incertidumbre.

    Así mismo es con nuestros hijos. Claro que hay muchos libros y páginas web con información acerca de cómo criar de la mejor manera, qué hacer en ciertas situaciones, etc., pero enfrentamos circunstancias difíciles en las cuales no sabemos qué hacer.

    Tenemos que tener una meta, una misión, una visión con nuestros hijos. ¿Cuál es la tuya? ¿Qué tenga la mejor educación? ¿Qué sea exitoso en todo lo que emprende? ¿Qué sea sociable con muchos amigos? ¿Qué sea bueno en los deportes? Nada de eso es malo. Al contrario, todo eso es muy bueno. Pero la meta principal de un padre y una madre debe ser guiarlos hacia los pies de Cristo, enseñarlos de Su amor y ser ejemplos de ese mismo amor. Ese es nuestro compromiso con nuestros hijos. Todo lo demás vendrá. Pero si les enseñamos a amar a Cristo con todo su corazón, mente y fuerza y a su vez amar a su prójimo, hemos sido más que exitosos como padres.

    ¿Cuál es tu prioridad? ¿Cuál es tu meta? Como dice Salmos 127:4, nuestros hijos son como flechas en las manos del guerrero. ¿Qué tipo de flecha quieres lanzar al mundo? Toma un momento para entregar a tus hijos en las manos del Señor.

  • UNIDOS: martes, 23 de mayo de 2017

    El Amor es…

    Lee 1 Corintios 13.

     

    Dinámica en Grupo:
    Toma turnos leyendo los versos del 4 al 7. Y cada vez que lean una característica del amor, que la persona leyendo diga “yo”. Por ejemplo: En vez de decir “El amor es bondadoso”, que diga “Yo soy bondadoso”.  

    ¿Lograste hacerlo? ¿Pudiste decir que eres paciente, bondadoso, que todo lo disculpas y todo lo soportas? ¿Pudiste decir que no eres egoísta ni orgulloso ni guardas rencor? ¿O se te hizo difícil?

    ¿Y con tu conyugue? ¿Te comportas con el mismo amor que se describe Pablo en esos versos? ¿Por qué es que tendemos a tratar mejor a las personas menos cercanas a nosotros? ¿Por qué se nos hace difícil soportar y ser pacientes con los más cercanos?

    Cuando tú dijiste “Sí, acepto” a tu conyugue en el altar, prometiendo amarlo en las buenas y en las malas hasta que la muerte los separe, ¿fue verdad o fue solamente lo que se supone que dijeras en ese momento? ¿Y hoy? ¿Sigue en pie esa promesa que hiciste? ¿Todavía existe ese compromiso?

    Varones, lean 1 Pedro 3:7 y Efesios 5:25. Damas, lean Efesios 5:22 y Colosenses 3:18. Hicimos un compromiso en el altar, delante de Dios, y nos toca cumplir…no por obligación sino por amor. ¿Has caído en una rutina diaria y necesitas refrescar tu relación? Vuelve al principio. Enamórense de nuevo. Busca ese amor que refleja el amor de Dios…que jamás se extingue (1 Cor. 13:8).

    Vean este video, y tomen un momento para orar juntos y hablar. Piensen en un momento del pasado que les hizo reír, y ríanse de nuevo.

  • martes, 30 de mayo de 2017

    “Mi Mejor Compromiso”
    Leer Génesis 28:15-22.

    Cuando leemos este pasaje bíblico, nos percatamos que Dios mismo tiene un compromiso con cada uno de nosotros. Dios había hecho un compromiso con Jacob de protegerlo, de hacerlo regresar a su casa y de no abandonarlo. Pero no se quedó ahí, también Jacob hizo un compromiso con Dios.

    Todo creyente es capaz de hacer un compromiso con Dios por las siguientes razones:

    • El compromiso con Dios nos da fuerzas para dar testimonio. (Lee Gén. 28:21-22)
      • “El Señor será mi Dios” – Esta expresión de Jacob nos enseña del compromiso personal que tenía con Dios. Jacob entraría a una tierra extraña donde se adoran a otros dioses. Por tal razón su compromiso con Dios le daría las fuerzas necesarias para dar testimonio.
    • El compromiso con Dios nos hace rechazar todo tipo de pecado. (Lee Gén. 35:1-5)
    • El compromiso con Dios nos da la seguridad de Su presencia permanente. (Lee Gén. 28:12-15)

    Conclusión:
    El compromiso siempre será el paso que te hará volver a Dios y te afirmará más en la confianza a Él.

About the Author