off

Devocionales para abril 2017


  • martes, 4 de abril de 2017

    “¿Quién Soy Yo?”

    Lee Salmo 8

    Todos han escuchado la canción Soy Amigo de Dios, ¿verdad? La estrofa dice: ¿Quién soy yo para fijarte en mí, que me oigas al llamar? ¿Cómo es que piensas tanto en mí? Tú me amas. Increíble. Quiero que por un momento medites en esa letra. Dios, el Creador de TODO, el Omnipotente, Omnisciente, Omnipresente, el Alfa y el Omega, se fija en ti, te oye, piensa en ti y te ama. Verdaderamente es algo INCREÍBLE.

    Si Dios creó el universo, el cielo, el mar, la tierra y todo lo que en ellos habita, ¿no será sumamente poderoso? Y muchos creerán que es demasiado grande o lejos para prestarles atención a unos humanitos en el planeta, Tierra. Pero decidió lucirse contigo, su obra maestra (Efesios 2:10).

    ¿Y si tiene control sobre todas las cosas, no podrá tener el control sobre tu vida también? ¿No crees que el mismo Dios que le dice al mar hasta donde llegar pueda ser suficientemente soberano para poder encargarse de ti y los tuyos?

    ¿Por qué te preocupas tanto entonces? (Filipenses 4:6-7) Nuestro Padre Celestial es más grande que tu problema, más grande que tu situación, más grande que tu carga, más grande que tu preocupación. No dudes de lo que Él puede hacer por ti. Pon todo en Sus manos, y confía en Él porque no hay nada imposible para Él y por encima de todo, te ama más que podrás imaginar.

  • martes, 11 de abril de 2017: SEMANA SANTA

    “Nada lo Puede Detener”
    Leer 1 Corintios 15:55-57.

     

    Imagínate esto: estás viendo un campeonato de beisbol, vamos a decir…Puerto Rico vs. USA. Está 6-7, y es la baja de la novena. Hay dos fuera con un jugador en  tercera, y le toca batear a Pepito López…al que le han ponchado ya varias veces en el juego. Nadie espera nada bueno. Ya hay caras largas, y todos los boricuas aceptan la derrota. El equipo y fanaticada del equipo de USA ya están celebrando. Pero algo pasa…lo menos esperado…Pepito saca un HOMERUN!!!!  Wujuuuu – se escucha el revolú de gritos en el estadio y Puerto Rico ganaaaaaaa!!!!

    ¿Cómo se sentirá el equipo y fanaticada de USA al final? Ellos esperaban algo diferente. Pensaban que ya habían ganado, que ya se había acabado. ¡Pero NO!

    Así mismo fue con los enemigos de Jesús cuando murió en la cruz del Calvario. Pensaban que habían ganado, que ya no tenían que bregar con “ese tipo”. Ya Satanás lo había derrotado…o eso pensaba. TRES DÍAS DESPUÉS…repite conmigo…TRES DÍAS DESPUÉS. Algo pasó, algo inesperado. Algo cambió la historia del mundo entero, Jesús resucitó. ¡ÉL VIVE!

    “¿Dónde está, oh muerte, tu victoria? ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón?

    Tenemos la mejor razón por la cual celebrar, especialmente en esta semana…Semana Santa. Tenemos la victoria en nuestro Señor y Salvador, Jesucristo, y moraremos con Él por una eternidad. ALELUYAAAAAAA!!!!!

  • UNIDOS: martes, 18 de abril de 2017

    “Más grande, en Su amor”

    Lee Génesis 1:1-2, 2:7 y Juan 3:16.

    La frase “Más Grande” quiere decir que sobrepasa, se utiliza como una comparación mayor que algo. Pero si te digo que elijas cual es bueno, entre una persona de 6 pies de estatura y una de 4 pies, ¿elegirías al más grande? Lo más probable me dirías que no, que por lo menos tendrías que conocer a cada uno y después elegir. Eso es algo peculiar de Dios, Su grandeza es lo que nos muestra cuán  bueno es. Vamos a regresar al principio, donde vemos en Génesis como los cielos y la tierra, cada mar, cada árbol, cada animal fue creado. Esto nos permite pensar que, claramente, Dios tiene que ser más grande. Pero cuando Él creó al ser humano, hubo algo especial, una conexión, un soplo de vida directo de Dios mismo. Luego ocurre una desgracia y así al pasar el tiempo, el pecado arrebató esa conexión, esa oportunidad de pasearnos en un jardín junto a Él. Podemos culpar a los que estuvieron en aquel jardín; podemos identificarnos con ellos; podemos juzgar y señalar, pero Dios no piensa de esa manera. Aún con todo el pecado, las barreras o la separación creada, Él no se rindió con su más preciada creación, creyó en una segunda oportunidad, en redención y salvación. Y ahí vemos como Dios, siendo tan grande, se humilló, se destronó y dio Su vida para que ese pecado no acabara con nuestras vidas, para no perdernos, sino disfrutar de la vida eterna junto a Él (Juan 3:16).

    La grandeza de Dios no fue un impedimento para amarnos, es la manera de ver Su mayor prueba de amor. Y es esa grandeza, en amor nos ha regalado confianza y una relación directa, justo como Él lo había planificado. ¿Qué importancia tiene el tener una relación cercana? Volvemos al ejemplo del principio. No podemos elegir sin conocer. De la misma manera, no podemos experimentar Su gran amor sin relación. Nuestra relación nos servirá de enfoque, y nos permitirá ver que Dios es Más Grande

    Toma un momento para darle las gracias a Dios por Su gran amor.

  • martes, 25 de abril de 2017

    No lo limites.
    Leer Proverbios 16:3, Efesios 3:20, Isaías 55:8 y Jeremías 29:11.

     

    Más grande que el pecado, más grande que el dolor, más grande que la muerte, más grande que nuestras expectativas. No sé qué tú has estado esperando o anhelas con todas tus fuerzas, pero lo que sí sé es que no es tan grande como lo que Dios tiene para ti. Si leemos Proverbios 16:3, vemos que Él sí considera nuestras obras y proyectos en mente, el problema es cuando lo limitamos a nuestra manera. Leamos ahora Efesios 3:20, por Su poder sobrepasará todo entendimiento, toda expectativa. No es que Dios no te escuche y mucho menos que no te ama lo suficiente como para darte lo que tú quieres. Es que Él no es maseta, ni mediocre, ni le gusta hacer las cosas a mitad. Dios es grande y poderoso, más de lo que imaginas, y no podemos esperar algo menos de eso viniendo de Él. Durante esta serie has visto como, de muchas maneras, la grandeza de Dios se describe en la Biblia, pero nuestra naturaleza no se compara con la de Dios, nuestros pensamientos tampoco. Por ende, nuestros planes tampoco serán tan grandes o tan buenos como los de Él (Isaías 55:8). En el último versículo de este devocional, Jeremías nos da una razón para confiar plenamente en nuestro Padre, pues Él ya conoce nuestros planes, unos de bienestar que nos asegura una esperanza. Ahora bien, ya sabes que Dios no te dará algo malo, sino que sobrepasará tu expectativa, pero Él debe ser más grande que tu impaciencia, y ahí te toca a ti entender que nuestro tiempo no es como el de Él…ni antes, ni después. Hoy te digo como testigo de Su perfección, que no hay tiempo mejor que el de Dios. Finalmente, quiero que pienses en Dios, no como alguien que te hará caso porque te ama, sino como alguien que por Su grandeza te dará algo mejor. No limites a Dios a tus planes. Engrandécelos como Él.

About the Author