off

Devocionales para febrero 2017


  • martes, 7 de febrero de 2017

    “Renovado”

    Lee Deut. 5:24, 29 y Ezequiel 12:19-20.

    Cuando a un carro le aparece “Check Engine”, es que nos está avisando que algo anda mal. Nuestro corazón es nuestro motor y muchas veces puede fallar, presentando así como un carro, señales. Pero, ¿qué pasa cuando esas señales no son físicas o no tienen una luz que se prende? El pueblo de Israel necesitaba arreglar su motor, su enfoque. Sabemos que de nuestro corazón mana la vida. Por ende, desde él comienzan nuestras decisiones, nuestro camino y nuestras fallas. Pero ellos no tuvieron un sensor que automáticamente prendiera para avisarles. Acompáñame a Deuteronomio 5:24. Podrás ver que Dios estuvo, está y estará vivo y nos seguirá hablando y esa fue su señal, Dios hablando. Al seguir leyendo, en el versículo 29, podrás ver la instrucción de guardar todos los mandamientos y así tu corazón será renovado, tus días alargados y mejores. Quizás tus señales son más emocionales; ya no vives tan feliz como antes, o sientes tensión en tu vida desde que abres tus ojos cada mañana. Lean conmigo Ezequiel 12:19-20. Dios tiene la capacidad de darnos un corazón nuevo, no literal, pero Él puede convertir esa dureza en grandeza, el dolor en amor y esa amargura en felicidad plena y genuina. Finalmente, cual sea ese sensor que está avisando por un arreglo, no será tan fácil como ir a un mecánico; será tan fácil como ir a nuestro Padre. Y así, seremos pueblo Suyo y Él, Dios nuestro.

    Toma un momento en adoración con el Señor:

  • martes, 14 de febrero de 2017

    Chavao: Sin Remedio”

    “¿Quién podrá decir: Yo he limpiado mi corazón,
    Limpio estoy de mi pecado?”
    Prov. 20:9 RV60

    La versión Reina Valera 1960 de Jeremías 17:9 dice, “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?” La versión de la Biblia de las Américas dice en este verso que el corazón está “sin remedio.”

    Ah pues, estoy chavao entonces.” ¡No! Solo tenemos que estar alertas y saber que no podemos confiar en nuestro corazón por su egoísmo natural, egocentrismo y formas auto-protectoras (Sal. 81:12-14, Jer. 17:9, 2:13). No podemos apoyarnos en nuestra propia prudencia (Prov. 3:5, Sal. 37:5). Somos naturalmente hábiles en engañarnos a nosotros mismos.

    ¿Qué podemos hacer entonces? Con todo nuestro corazón tenemos que: (Estudia los versos.)

    • Amar a Dios (Dt 6:5, Mt 22:37, Mc 12:30)
    • Buscar a Dios (Dt 4:29, Jer 29:13)
    • Regresar a Dios (Joel 2:12)
    • Regocijarnos en el Señor (Sof 3:14)
    • Dar gracias (Sal 9:1, 86:12, 119:7, Rm 1:21)
    • Creer en Dios y Su Palabra (Hechos 8:37)

     

    Oración: Señor, perdóname por seguir detrás de los deseos del corazón en vez de buscar Tu voluntad. Ayúdame a buscar más de Ti y Tu sabiduría para poder tomar mejores decisiones en la vida, grandes y pequeñas. Purifícame y renuévame, mi Dios. AMEN

  • UNIDOS: martes, 21 de febrero de 2017

    “Un corazón…”

    Lee Sal 84:5, 119:80, Neh 9:8 y Lucas 8:15.

     

    Corazon Image feb 17

    Sé que esto puede ser diferente y un poco difícil de entender, pero ten calma. En realidad es algo bien sencillo. Primero, Salmo 84:5, un corazón enfocado en los caminos de Jehová. Segundo, un corazón íntegro, se ve presente un poco más adelante en Salmo 119:80. Nota como en Nehemías 9:8, nos dice que Dios halló en Abraham un corazón fiel. Y finalmente, en Lucas 8:15, el mismo Jesús, por medio de una parábola, dijo que la semilla que cae en el corazón bueno es la que dará fruto con perseverancia. Claramente, no podríamos lograr esto sin la ayuda de Dios y es ahí donde Él crea un corazón renovado, el segundo eslabón y justo el que faltaba. Muchas veces, Dios es lo único que falta para poder completar la obra. Requiere simplemente enfocarnos en Él y entender que cada paso que Él dirige nos llevará a algo mejor. El tema es “un corazón…”. Te toca a ti llenar ese espacio.

    Pídele al Señor ayudarte a tener un corazón íntegro, fiel, enfocado y renovado.

  •  

  • martes, 28 de febrero de 2017

    “Guarda tu Corazón”
    Lee Proverbios 4:23.

    Quiero que busques en tu celular o en un diccionario unos sinónimos de la palabra guardar. ¿Por qué hay que guardar o cuidar nuestro corazón? Porque somos fácilmente influenciados por el mundo alrededor nuestro. Nuestro corazón determina cada aspecto de nuestra vida. A la larga determina nuestro amor por Dios y otros. Determina quiénes somos y qué hacemos. Debido a la inclinación natural de nuestra carne pecaminosa, hay que guardar el corazón. A pesar de que los creyentes poseen la nueva naturaleza y capacidad dada por Dios, así como el Espíritu Santo, todavía hay una naturaleza pecaminosa y hasta una capacidad de vivir la vida de manera egoísta con el deseo de manejar nuestra vida solos, aparte de Dios. Creemos que podemos controlar nuestro destino. Queremos tener el control y dirigir nuestros propios asuntos en vez de dejar todo en Sus manos. ¿Por qué hay que guardar el corazón? No pensamos ni miramos a la vida como lo hace Dios. Somos ignorantes a Su mente y caminos. Desesperadamente necesitamos la sabiduría y dirección del Señor para conocer Sus caminos. Además, como las ovejas, somos propensos a alejarnos de Dios en nuestro corazón. Para seguir Sus direcciones completamente significa que es posible que tengamos que dejar algo en nuestras vidas que nos hace sentir seguro o feliz, y mucha gente no quiere tomar ese paso.

    Te exhorto ahora mismo dónde estás a analizar tu corazón. ¿Lo estás guardando como deberías o estás dejando que las influencias del mundo te lo gobiernen? Habla con Dios para que te enseñe. No es fácil porque queremos manejar nuestras propias vidas, pero es hora de que le des cada aspecto de tu vida a tu Creador: tu matrimonio o relación, tus hijos, tus finanzas, tus estudios, tu futuro, etc. Ahora lee Jeremías 29:11 y proclámalo sobre tu vida.

About the Author